Saltar al contenido

¿Qué es el mercado común europeo?

Uno de los más grandes logros de la Unión Europea, fue concretar la creación de un Mercado Común, pero ¿qué significa esto en la practica? Miremos en este articulo las principales características de esta Zona Económica creada por la UE, y cuales son sus principales ventajas.

Muchos países: un solo mercado.

El Mercado Común Europeo significa en los hechos que los países que forman parte de la Unión se comportan como si todos pertenecieran a un mismo mercado interno. Por lo tanto, si bien los países mantienen sus fronteras políticas, en lo que se refiere a la circulación de productos se comportan como si fueran un mismo país.

Lograr que 28 países distintos logren comportarse desde el punto de vista económico como si fueran un único territorio no es tarea fácil. El mercado común europeo descansa entonces sobre 4 pilares básicos que se consideran los sostenes de este gran mercado único europeo.

Las cuatro libertades: mercancías, trabajadores, capitales y servicios.

¿Qué define a un mercado nacional? Podríamos buscar distintas definiciones y conceptos pero en general podríamos decir que en un mercado nacional consolidado, las mercaderías, los trabajadores, los capitales y los servicios pueden moverse libremente dentro de las fronteras establecidas.

Este concepto, llevado a la practica entre los 28 estados miembros actuales, es lo que permite el surgimiento y mantenimiento del Mercado Común Europeo. Veamos brevemente cada uno de ellos.

Libre circulación de mercancías

Probablemente el concepto más común cuando se piensa en un mercado único, la posibilidad que los bienes se muevan sin ningún tipo de restricción entre todos los países miembros de la Unión. Así por ejemplo; un producto fabricado en Polonia, podrá trasladarse hasta España sin ningún tipo de restricción arancelaria o de otro tipo.

A su vez la Unión Europea estableció una Unión Aduanera lo que significa que cualquier bien que no sea de los 28 países miembros deberá pagar el mismo arancel, sin importar por cual país de la UE ingrese.

Libre circulación de trabajadores

Un trabajador de cualquier país de la Unión Europea podrá instalarse y trabajar en cualquier territorio de la UE. Así por ejemplo; un trabajador polaco podrá irse a trabajar a Alemania, sin tener ninguna discriminación en comparación con un trabajador local.

Libre circulación de capitales

Esta libertad asegura que los flujos de dinero e inversiones entre los estados miembros de la Unión Europea podrán moverse libremente, y sin ninguna restricción. De esta manera un inversor alemán podría instalar una fabrica en Polonia con la misma facilidad que lo haría en su propio país.

Libre circulación de servicios

La libertad para los servicios sería el análogo a la de mercaderías. Se plantean de formas separadas por las particularidades que muchos servicios poseen. Las mercaderías son productos físicos y tangibles que se pueden controlar. Los servicios al ser intangibles, muchas veces no es tan facil hacerles un seguimiento, y por lo tanto necesitan sus propias normativas y disposiciones.

De todas formas el Tratado de la Unión Europea asegura que los servicios tanto por parte de los prestadores de los mismo, como de los consumidores finales, podrán moverse libremente por todos los países miembros de la Unión.